Antes de decidir ten en cuenta…

Cachorros

Como son bebés van a comer varias veces al día, orinar todos los rincones que encuentren, llorar mucho cuando estén solos, morder objetos de la casa y pedir mucha atención. Por esta razón es muy importante tener claro que debes tener tiempo, mucha paciencia, disciplina y dedicación para que puedas educarlo de una manera correcta.

Adultos

La gran mayoría siguen siendo muy juguetones aunque tengan sobre un año y no demandan toda  tu atención 24 horas,  ya son más tranquilos y calmados que un cachorro, y aprenden rápido.  Además, sabrás perfectamente su estatura, tamaño definitivo y carácter.

Abuelos

Son perros maduros y no requieren de tanto trabajo porque no necesitan de paseo largos y ejercitarse tanto como un cachorro o adulto. Son más calmados, dormilones y sedentarios  por esta razón nos proporcionan más tiempo libre. Y son muchísimo  más agradecidos  que un cachorro porque conocen el abandono y maltrato.

Nuestros perros en adopción